7 oct. 2005

Yo vine para preguntar 29: cuánta inseguridad, ¿no?


Por eso, hay que ofrecerles a niños y adolescentes:



  • barandas
  • cercos protectores
  • alarmas
  • sensores
  • guardias de seguridad
  • colchones rodeando las columnas del patio (lo he vistooooooo!!!!!, "porque los chicos se pueden golpear cuando juegan")
  • seguros
  • alambres
  • vallas
  • guardaespaldas
  • celular para que siempre siempre siempre llamen a papito o mamita cuando no sepan qué colectivo tomar desde Cabildo y Juramento hasta Cabildo y Lacroze.
  • y demagogia, toneladas y toneladas de demagogia, recompensanda en votitos y afectitos


Así, lograremos que los pibes, sabiendo que papá/mamá/el Estado/la policía/el de seguridad/el seguro/ alguien que no son ellos/ los "cuida" para que "no les pase nada" (qué linda vida, no...que no te pase nada, nunca...):

  • no distingan gradaciones cualitatitas ni cuantitativas y como siempre fue otro el que los cuidó, no registren cuándo se exponen - y exponen a otros- a riesgos gravísimos, "pero no pasa nada, vieja", y cuándo "se cuidan" de un riesgo necesario. A ver: a ciertos padres que conozco no les parecía demasiado inquietante que sus hijos de 12 años jugaran a tirarse a las vías y ver quién era el último en salir antes de que pasara el tren; en cambio, les molestaba que los profesores corrigieran con rojo, "porque el chico se trauma", que se los sancionara por moler a patadas al gordito de la clase, "porque son cosas de chicos" y así ad náuseam. Imagináte el corso a contramano en la cabeza de los hijos...
  • revoleen un compás o una escuadra sin fijarse si le sacan un ojo a alguien
  • bajen las escaleras atropellándose como una piara bajo los efectos del peyote y bue, el que se quiebra se quiebra, el que queda paralítico porque cayó mal, mala suerte
  • inhalen/aspiren/traguen cualquier cosa que se les cruce, porque nadie les enseñó a cuidarse solos, (que es a pensar solos), porque no pasa nada, vieja, no seas careta, ortiba, amargo. Nadie les enseñó que HAY riesgos de los que NADIE te cuida si vos no te cuidás
  • no usen sus ojos (y se les atrofien) para ver si hay escalones o desniveles porque alguien les tiene que avisar "cuidado, hay un escalón/un desnivel"
  • crucen las calles corriendo y sin mirar, porque total, "alguien" los tiene que cuidar
  • prendan bengalas en lugares cerrados con materiales inflamables, porque "el gobierno" tiene que controlar la seguridad
  • no sepan qué mierda hacer si se lastiman/se entristecen/fracasan/desaprueban, porque siempre hubo alguien que los cuidaba del mundo real...y de repente no hay.
  • se alcoholicen y droguen hasta descerebrarse el escaso cerebro que sobrevivió a la cumbia villera, porque "alguien tiene que hacer algo" para impedir la venta de alcohol y drogas.
  • se paralicen y no puedan volcar su riqueza en el mundo real, donde sí hay riesgos, donde sí hay consecuencias por las imbecilidades que uno comete, donde sí hay barro, lluvia, suciedad, donde sí a veces alguien te pide cuenta de la responsabilidad personal
  • manejen fumados a 140 y a contramano por Libertador, porque la noción de "peligro" estuvo siempre muy lejos, gracias a los devotos cuidados de mamita y papito (secundados eficazmente por el sicólogo mediático de turno)


Digo: normas elementales de seguridad, ok, y adultos que estén atrás de los nenes de año y medio, ok, saludable, necesario; pero ya estamos en un nivel de desquicio mental y de obsesión por el riesgo cero que me parece MUY incompatible con la vida, con la vida real, con la vida deseable, que sí, tiene peligros. Y la criatura que viene sobreviviendo a las glaciaciones, a las pestes, a las guerras, a los genes defectuosos, a las tristezas, tiene las herramientas para sobrevivir acá y ahora también...pero la obsesión por el riesgo cero se las oxida y cuando hagan falta...

7 comentarios:

qwerty dijo...

estupendo comentario. Podría agregar que mis hijas (7, 5, 2) hacen bastante uso del merthiolate en las rodillas, trepan arboles, saben andar muy bien a caballo. Y aunque esto las convierte en un objeto de constante curiosidad, han aprendido el orgullo de no temer ser diferentes. Yo no digo mucho, pero tambien siento ese orgullo como padre.

Franca dijo...

Pero sí, Qwerty, genial lo tuyo y lo de tus hijas!!!! Hace poco salió en el diario que los especialistas recomendaban dejar a los chicos ensuciarse al jugar porque si no, no desarrollan las defensas que deben frente a microbios y pestes varias. Ufffff, lo tienen que recomendar los especialistas, a ver si les dan bolilla. En cualquier momento van a poner a los pibes (los de algunas clases sociales, cláaa...)adentro de cápsulas asépticas, así "no les pasa nada"...así se mueren finalmente, de falta de contacto con la realidad, de asfixia sobreprotectora... eso sí, limpitos, seguritos, tranquilitos, protegiditos... Muertitos.

ericz dijo...

buen post, sí. Pero los accidentes existen, leve, graves y mortales. Hay secuestradores, asesinos y violadores sueltos. ¿Y como se consuela a los padres? ¿Diciéndoles "era mucho más responsable y libre que cualquiera; eso es lo importante"?

qwerty dijo...

tal vez la prudencia es un lugar entre la temeridad y el miedo. Y si...hay riesgos, vivir es un riesgo.

yvonne dijo...

ERICZ,ME PARECE QUE ESOS PADRES QUE AISLAN A SUS HIJOS DE LA VIDA , PROTEGIENDOLOS, PASE LO QUE PASE, EL DIA QUE UN AXIDENTE OCURRE, SON LOS MENOS PREPARADOS PARA ENCONTRAR CONSUELO.

yvonne dijo...

ERICZ,ME PARECE QUE ESOS PADRES QUE AISLAN A SUS HIJOS DE LA VIDA , PROTEGIENDOLOS, PASE LO QUE PASE, EL DIA QUE UN ACCIDENTE OCURRE, SON LOS MENOS PREPARADOS PARA ENCONTRAR CONSUELO.

Franca dijo...

Claro...la propuesta, obvio, no es salir temerariamente ni a buscar ni a provocar riesgos...pero si asumir que los hay y que la búsqueda del riesgo cero, paradójicamente, es riesgosa, física y mentalmente. Vos le das a alguien una o dos indicaciones para cruzar la calle, las registra y ok;le das diez, lo mareás y se paraliza; vos le enseñás a tus hijos a no aceptar cualquier cosa de un desconocido y está bien; vos le enseñás que cualquiera es un potencial violador y ...y además, dato de la realidad: queriendo proteger y protegerse ha habido casos atroces de personas que mataron a sus propios padres/madres/hijos por tirar a matar al escuchar un ruido en la puerta o ver trepar a alguien la verja...y era un familiar con llaves olvidadas. Y yo que trabajo hace 17 años con adolescentes de clase media y alta soy testigo de cómo se fomentan las personalidades de riesgo, las adicciones, el reviente evasivo y las conductas salvajemente egoístas queriendo "proteger" de las dificultades, de los problemas,de los fracasos en vez de enseñando a caminarlos...Ahora, "sí, nena, veníte sóla caminando desde la fiesta a las 3 de la madrugada", "sí, decíle que sí a cualquier desconocido que te curces": no, no mezclemos los porotos.