28 oct. 2005

Yo vine para preguntar 37: ¿Dios escucha y protege siempre?


Un noruego que sólo habla noruego se encuentra con un chino que sólo habla chino; intentan entablar un diálogo, hablando cada uno en su idioma; a los diez minutos, cada uno se retira ofendido/triste/desorientado, diciendo: "No 'se' entiende nada lo que dice este tipo". ¿Y si mejor decimos "'Yo' no entiendo nada porque 'yo' desconozco el chino o el noruego". Ahora: que Dios nos "escuche" y nos "proteja" se presta a confusiones similares si no pescamos qué quieren decir esas palabras : a nivel denotativo, primero, en el diccionario, y luego, las connotaciones que tienen en el área en que las uso. Ejemplos:

Anécdota malrecordada leída en algún libro: "Rusia comunista. Apogeo de las persecuciones religiosas. En una escuela, la maestra, comunista hasta la médula, sabe que algunos alumnitos y sus familias son creyentes. Como se acerca la Navidad, escucha que una nena dice "Yo le pedí al niño Jesús que me traiga una muñeca." La maestra sabe que la familia, numerosa, es paupérrima, que a duras penas comen mal y poco una vez por día y que no tienen la menor posibilidad de comprarle una muñeca. Asumiendo que el pedido a Jesús no será concedido y queriendo aprovechar la ocasión para dejarle clara a la niña la inexistencia de Dios, al día siguiente de Navidad, le pregunta con toda intención: "¿Y? Jesús escuchó tu pedido de una muñeca?." Respuesta aplaudible: "Sí. Me escuchó y me dijo que no."...no comments, no?

Y con lo de proteger. ¿Qué, cómo es? Dios me protege entonces nunca me va a pisar un coche? Dios me protege entonces no me van a echar del trabajo? Dios me protege y no se van a morir ni me van a traicionar las personas amadas?...Y cuando no te *protege*, obvio, dos caminos, que no sé cuál es más malsano: "Dios no me escuchó, yo no creo más en Dios", o empezar a retorcer dialécticamente la cosa de modo tal que Dios sí te protege , de una manera misteriosa que no alcanzás a entender ("Y, no, se murieron mi esposo y mi hija en un accidente, tengo cáncer y me acaban de estafar con la tarjeta de crédito."), o que es como un Superman que podría ayudarte, tenemos que salvar la omnipotencia de Dios, puede ayudarte, pero por algún motivo enigmático se va a abstener; él respeta la libertad de los hombres, viste, un violador usa su libertad así , y bue (al margen, el problema de que ahí Dios no 'respeta' la libertad del violado), o que te quiere enseñar algo con el sufrimiento, entonces, viste, te quiere enseñar a restar, ponéle, que es muy importante. Y te dice "A ver, cuántas extremidades tenés?". Vos le decís "4" y El , en su sabiduría que no podemos comprender ,te dice "Bueno, (ahí pela la motosierra), ves? Yo te mutilo dos, una pierna y un brazo (ahí te está cortando) y entonces, contá, cuántas extremidades te quedan." Y ves, sufriste, pero cómo aprendiste a restar, eh!!!! Dos caminos de mierda, a mi humilde entender. Realmente: entre respuestas absurdas y ausencia de respuestas, prefiero decir y que me digan"No sé".
Ahora, yo puedo salir de ese laberinto pantanoso preguntándome: "En la Revelación en la que creo, qué significa 'proteger'? de qué ' protege' Dios?" Y ahí, a mí me fue ayudando esto: proteger es librar de un peligro; de qué peligro nos vino a salvar Jesús? En algún lugar la Revelación indica "Los vine a salvar de las deudas/del hambre/de los problemas/de la pobreza/de las enfermedades?" No. Decimos que nos vino a salvar del pecado, o sea: de la falta de amor. Y ahí algo que me suena menos absurdo que todo lo anterior: Dios siempre me protege del peligro de no amar y de no saberme amada por El; de eso me salva; y su protección incluye que me afanen el sueldo que fui a sacar al salir de misa (misa en la que le agradecía la providencia del trabajo ;-); si lo dejo, El me va a proteger de amargarme varios días por eso; de trasladar mi malhumor a mi familia cuando llego a mi casa; de centrarme en mi problema y olvidarme de amar, etc. No se trata de que personas no creyentes no puedan tener actitudes parecidas a todas éstas; en mi vivencia, las personas creyentes que considero serias, las tienen con un plus de amor, de calidez humana, de hondura. Y me va a proteger de todas las falsas imágenes a las que les hablo cuando creo hablarle a El.

4 comentarios:

hna josefina dijo...

Pasé a visitarte. ¡Muy bueno todo!
¡Yo sé que Dios me escucha y protege siempre! Pero no sé más que eso... El resto ¡lo sabe Él!

Hernan dijo...

¿Necesitas unos mangos?
Contá conmigo.

Marina dijo...

Gracias Hernán!...pero no, esta vez no, junté en esa imagen muchas otras "desprotecciones de Dios" que padecí, mucho más dolorosas que perder varios sueldos; algo como estar frente al Crucificado pero sin saber el final de la historia y con el desgarro de "ehhm...pero cómo? no era que Vos podías? ahora cómo nos las arreglamos para seguir? sí sí sí, las Escrituras dicen, pero Vos acá estás muerto y bien muerto y es puro fracaso todo...qué sentido le inventamos a este absurdo? " ...pero enseguida El se compadeció y entendí de qué se trataba su "protección" ;-), y ahora, nos entendemos mejor al respecto =)

Amiga de Chile dijo...

Hola, Franca: Si pasas por mi blog, te verás en una lista de favoritos, me encanta lo que escribes, tu temática y cómo la tratas, ¡un excelente, educadora de vocación!
Respecto a este post, oí decir--y comparto-- que el pecado es: DESORDEN pues es faltar al Amor que es, en definitiva, el desorden más grande, pues "Dios es Amor", ¿no? Amar es el primer mandamiento y los incluye a todos.