30 jun. 2008

Yo vine para preguntar 112: "¿Y por no matarte, cuánto me das?"


Me surgió la pregunta a raíz de la brillante iniciativa de Macri de premiar a los jóvenes que cumplan con la ley y no se pongan en situación de matar y matarse, quedar cuadripléjicos o dejar lisiados a otros, ser responsables del dolor irreparable de viudas/-os, huérfanos, amigos...parece que pensar esto no alcanza, parece que hacen falta incentivos más tangibles, más inmediatos, más pro, viste?.
Pero pregunto, ¿con qué argumento se negaría Macri a premiar entonces a los centenares, a los miles de jóvenes de la Ciudad que -ya- deberían estar golpeando las puertas de su despacho, preguntando qué les va a dar a ellos si no lo secuestran, o si no lo torturan, o si no le destrozan la oficina o si no lo violan...?

Debe de ser un concepto empresario de "motivación para el logro de objetivos"... El perro de Pavlov, un poroto...

Entonces pensé por qué no hacer una tablita, una más para nosotros ;-), con su correspondiente escala de premios, para que todos disfruten de semejante joya para la educación ciudadana. Así, corresponderían premios por no matar, por no estafar, por no levantar falso testimonio, por no robar, por no entrar con una Itaka a retirar los depósitos del corralón,...premios modestos, claro, acorde a la miseria ética de la propuesta...un cd de cumbia villera, un librito de Bucay, una foto con Macri palmeándote el hombro mientras te dice "Good boy, good boy", serían el premio máximo; para muchos, por cómo viene la mano, será toda una motivación...

Y muy en serio: sería hermoso que los jóvenes en cuestión, los que cumplan la ley, se negaran sencillamente a recibir premio alguno por respetar la vida ajena...