24 jun. 2006

Yo vine para preguntar 59: ¿cuál es el problema...?

con el Mundial...? No puedo decir nada que no se haya dicho, sólo quiero comentar dos reflexiones:

-me causan gracias los cuestionamientos al Mundial como alienante, como herramienta del sistema para ocultar conflictos tales como la miseria, la creciente brecha social, los planes económicos salvajes...claaaaaro...porque cuando no hay Mundial, hasta el día antes, mirá, somos todas personas críticas del sistema, combativas, dispuestas a dar la vida por la justicia y la fraternidad, prontas a ejecutar la revolución ya-ya. En cambio, che, el día que empieza el Mundial, unos señores malísimos y maquiavélicos ponen el modo "activar alienación" y entonces de un día para otro, abandonamos nuestra lucha por un mundo mejor, dejamos que los oprimidos se las arreglen como puedan con el sistema, y nos idiotizamos frente al televisor -unidos , eso sí, porque ahora somos todos argentos, todos, el gerente que gana 30 lucas y el ordenanza que vive en la prefabricada en González Catán, ¿ven cómo nos une el mundial?- y nos olvidamos del compromiso con la justicia, que horas antes teníamos irrenunciablemente metido hasta los tuétanos...Berp...

-el otro asunto es que, sin hacer lecturas paranoicas, lo que no me gusta del mundial es cómo expresa y muestra como "naturales" cosas que tranquilamente podrían ser de otro modo, pero "son así", son "naturalmente así", entonces, son fatales, inevitables...algunas situaciones del mundial podrían describirse con frases que también pueden aplicarse a la mirada sobre la realidad, sobre este sistema, que se nos va configurando a través de tantos mecanismos del poder:

"Y es así, algunos llegan, otros no llegan"

"Unos *tienen que* ganar y otros *tienen que* perder"

"Estamos en igualdad de condiciones, el partido empieza cero a cero, ganará el mejor, meritocracia pura"

"Y bueno, todos no pueden ganar."

Es políticamente incorrecto y no se dice así, pero ¿de qué otro modo leer la "eliminación": "Y bueno, sobrevive el más apto, los débiles, afuera."

Todo eso me parece una reverenda bosta. No me parece que el fútbol tenga la culpa de ninguna alienación, simplemente que refleja la ya existente, la que impide pensar otras cosas.Y me hace acordar que de adolescente me quedé con las ganas, por unos centavos ,de comprar un libro que se llamaba algo así como "juegos no competitivos". Porque la idea de que "naturalmente" unos "tengan" que ganar y otros que perder no me va ni un poco. Y que "ganar o perder" sean las únicas alternativas para jugar, para divertirse, para vivir, me parece una basura...Ahora, los goles del seis a cero, una joyita muy disfrutable ;-)

8 jun. 2006

Yo vine para compartir esto II


Estoy leyendo uno de Tusquets que se llama Galería de hiperbreves...Algunos que me gustan:

Fiesta completa

Y llovieron panes sobre el circo (E.Mandrini)

Sobre el término medio

Que allí está la virtud, y que esta virtud no se discute, esto es un hecho. Y para confirmarlo, alguien expuso el caso de un católico al que le venía mal ir a misa precisamente los domingos, pues su día de libranza era el miércoles. Pensó este hombre que a Diosle convenía el domingo y a él el miércoles, y no hallando solución al dilema se decidió por el término medio, y eligió el lunes para cumplir con el precepto. De este modo desestimó tanto la conveniencia de Dios como la suya propia, y le pareció una solución razonable, pues se repartían por igual las pérdidas y las ganancias. "Ni a Dios ni a mí nos contenta el día", reflexionó, "pero más vale esto que sembrar entre ambos una semilla de discordia".

Así nacen a veces las herejías y así los cismas, por los peligros que esconde esa virtud tan extrema que es el término medio. (Círculo Faroni)

El globo

Mientras subía y subía, el globo lloraba al ver que se le escapaba el niño. (M. Saiz Alvarez)

Corazonada

-Rápido-dijo-,arrojad a ese río las cenizas del Fénix. (A. Cabrera)

Condenados

El reo miró a los seis soldados que formaban el pelotón y descubrió en ellos un destello de piedad. "No tirarán", pensó.

Los soldados del pelotón miraban de reojo el sable levantado del capitán. El sol arrancaba trémulos destellos a la hoja. "No lo bajará", pensaron.

El capitán sudaba, bregaba contra la inseguridad de su brazo y oía voces, destellos de conversaciones alejadas. "El gobernador anulará la orden", pensó.

Cuando seis destellos se clavaron en el torso del reo, ocho hombres condenados supieron que algún eslabón se había quebrado en la frágil cadena de sus esperanzas. (J. Quesada Moreno)

Despertar

Despertó cansado, como todos los días. Se sentía como si un tren le hubiera pasado por encima.

Abrió un ojo y no vio nada. Abrió el otro y vio las vías. (N. costa)

Fantasma tradicional

En mitad de la noche, la sábana se despertó y salió a trabajar. (E. Mandrini)

La última cena

El conde me ha invitado a su castillo. Naturalmente, yo llevaré la bebida. (A. García Galiano)