31 may. 2005

Yo vine para preguntar 8: ¿Otredad?


Estuvimos esperando casi dos horas en el auditorio al doctor Swillington, que daría la conferencia : "LA Otredad y lo Distinto en sí: deconstruyendo paradigmas hegemónicos". Yo estudiaba Antropología en la universidad y todos nuestros profesores nos habían sugerido...bien: pedido...en realidad, obligado bajo amenazas, a asistir a dicha conferencia sobre la tolerancia (lo digo así, acá, informalmente: en nuestras cátedras está prohibido utilizar la expresión "tolerancia" porque remite a conceptos de "superior e inferior", a imágenes paternalistas condescendientes, etc.) Bien. Esperábamos al sabio, al maestro, para escucharlo exponer su perfecta síntesis deconstructivista, su demolición de lo occidental judeocristiano como fundamento de "Lo NORMAL ENSÍ" (el doctor utlizaba las mayúsculas de sus conceptos teóricos con un patrón que no acertamos nunca a definir; algunos lo atribuían a la finísima sutileza de las ideas que manejaba y otros, a sus imprevisibles ataques epilépticos) . Muchos habíamos bebido en sus publicaciones las mieles transgresoras de los conceptos de "OTredad", "Lo Distinto", "la NOvedoSIDAD en Ell (o) S", "LO DISTINTO en sí", "la nos- diveRSidad"...Pero a las dos horas de esperar a semejante eminencia, recibimos la infausta nueva: el doctor había sufrido un accidente. El avión que lo traía desde su magnífica residencia en la Costa Azul, había caído en territorio de la única tribu caníbal sobreviviente en nuestro siglo. Caníbal, o en fin, practicantes de la Otredad y LO DISTINTO en sí ,gastronómicamente. Su asistente, único sobreviviente, cuenta que caído el avión y recuperándose el doctor de su desmayo, La OTredad y lo distinto en sí, apenas verlo, se abalanzaron sobre él. Aullando jubilosos, le dieron a indicar el final que le esperaba, poniéndolo sobre una tabla de madera y adobándolo convenientemente, manzana en la boca incluida. (El asistente creyó entender que él se libraría de tan funesto destino porque para los caníbales era "defectuoso", "blanco repugnante" y "maloliento"). Al compás de anceestrales cantos guerreros, el doctor habrá contemplado encantado cómo la OTredad Y LO DISTINTO en sí destrozaban sus libros, sus monografías, sus ponencias y alimentaban con ellos el fuego del caldero que lo cocinaría...No dudamos de la alegría con que el doctor habrá sentido como un privilegio proveer él mismo un combustible para el ritual DISTINTO en Él y PARecidoaSí. Pero más contento debe haber estado cuando su propio cuerpo devino en occidental tributo a la Otredad en él y EL OTRO EN SÍ: ansioso por vivir lo DISTINTO EN ELLos y la OTRedaD en Sí de sus rituales otramente caníbales, expresó con su último gesto consciente que le parecía fascinante el ritual de despellejar vivo al prisionero antes de comérselo. Que quién era él para juzgar que comerse a un hombre era más o menos moral (¿pero qué es la moral?) que comerse a un cangrejo? Que quién era él...pero acá, el auditorio de caníbales hizo gala de la ORIGinalidad en ELLOS y la OTREDAD EN SI, importándole un comino de la etiqueta que impone no interrumpir al que habla (imposición ligada al patriarcado machista occidental) y abalazándose sobre el doctor, cuchillas en mano, servilletas en cuello, al grito tribal de "Unguekleeewsss!!!! (sutilísimo juego de palabras en el idioma nativo, que a falta de matices exactos en nuestra lengua, traduciremos como "¡A comerrrrrr!" ) lo despellejaron enteramente. (No damos crédito, por provenir de fuentes manifiestamente enemigas del Dr. y de católicos intolerantes a los que habría que exterminar, a las versiones que nos narran un final diferente. El doctor gritando enfurecido "Negros, o indios o salvajes de mierda, lo que sean, manga de atrasados, putos!" y aullando de dolor y de ira, es una construcción semántico-ideológica sesgada-machista patriarcal judeocristiana de sus enemigos.) El asistente disponía de un revólver; en un gesto no del todo coherente con sus largos años sirviendo al Maestro de la OtredadenSSSí, perforó de un tiro limpísimo el cráneo de dos o tres representantes de la DivERsidaden Ellos y aprovechando la barahúnda, huyó.

Yo vine para preguntar 7: ¿ de dónde las sacan...?


Asistí a una conferencia muy interesante sobre Género o sexo: un combate a muerte por la tolerancia que pronunciaría la doctora Himmler. Antes de la conferencia, su asistente , Frau Braslau, nos recordó algunas de las más célebres obras de la doctora, toda una autoridad en cuestiones de género. Los revolucionarios enfoques de la doctora se encuentran tanto en páginas de la Enciclopedia británica como en la revista Para ti, en una clara muestra de lo relativo que considera el paradigma académico de lo prestigioso.
La lista de sus producciones, que a modo de aperitivo nos reseñó Frau Braslau, comienza por su tesis de doctorado en Antropologia en Viena:
-Ellos tienen la culpa.
Y sigue con las más sólidas y difundidas de sus publicaciones:
-El patriarcado judeo cristiano como raíz de las catástrofes universales
-La intolerancia de la Iglesia: 30 razones para quemar vivos a los católicos.
-Dios es malo y además no existe.
-Discriminación y género
-Discriminación y violencia.
-Discriminación y persistencia de las manchas de tomate
-Feminismo y patria o muerte.

Una vez hecha una somera presentación por su asistente, la doctora Himmler hizo su entrada y comenzó la conferencia. Lenguas maliciosas deslizaron luego el rumor de que había jugado una apuesta a que podía pronunciar no menos de 10 veces por minuto las expresiones "patriarcado judeocristiano", "deconstrucción de los paradigmas" y "colectivos minoritarios", todas y cada una. Sea cierto o no el rumor, la doctora hubiera ganado la apuesta. Finalizada la conferencia, su asistente nos entregó a cada uno una hoja con los conceptos básicos expuestos por la eminencia. Dicha síntesis resulta inestimable para todos aquellos que nos dedicamos a las ciencias sociales. Como sería realmente muy egoísta guardar para mí semejante caudal de sabiduría, les ofrezco algunos de los puntos más reveladores:
-los hombres son malos pero si son blancos y europeos, lo son en grado sumo.
-la religión es mala
-al Papa y a los católicos hay que quemarlos a fuego lento por intolerantes.
-los matrimonios heterosexuales son sospechosos de no tener más fundamento que el temor a explorar sexualidades y configuraciones familiares alternativas.
-las mujeres que eligen dedicarse a su hogar y a la crianza de los hijos son víctimas del paradigma oprimente de lo femenino impuesto secularmente por la cultura patriarcal judeo cristiana
-toda Otredad debe ser bienvenida (en honor a la verdad digamos que la doctora rehusó contestar las angustiadas preguntas de los asistentes sobre la validez de la Otredad gastronómica de los caníbales/sexual de los violadores/medicinal de Mengele/política de los gulags, y otras. Pero son nimiedades, contrastadas con el invalorable aporte que nos hizo)
Un detalle simpático: al salir de la conferencia nos encontramos con 3 guardaespaldas que acompañaban siempre a la doctora y que nos pedían 200 dólares, nuestros relojes y algún favor sexual para dejarnos salir. Hubo una tímida protesta pero los guardaespaldas sabían perfectamente la lección: ¿por qué ridícula convención patriarcal judeo cristiana había que cobrar la entrada antes?; ¿por qué el dinero sería la única forma de pago y no, por ejemplo, una demostración de vitalidad sexual?; ¿por qué cuestionable imposición hegemónica de "lo habitual" / "lo normal" había que avisar antes que la conferencia era paga? Eso, más las armas cortas y las navajas oxidadas que dejaban ver discretamente los guardaespaldas, nos persuadió y entregamos contentísimos todo lo que había que entregar (alguien reconoció que cuando lo "entregamos" ya estaba todo en poder de los guardaespaldas en realidad , pero aun así, ¿por qué no abrirse a lo nuevo, a lo distinto, a la Otredad de formas alternativas de pagar una entrada?.)

29 may. 2005

Yo vine para preguntar 6: ¿es discriminación?; y si es, ¿está mal...?


Fundamental: tener presente las primeras y más antiguas definiciones de la palabra "discriminación"; por consultas, www.rae.es

-Un cine tiene 500 localidades. Hay 2000 personas para comprar la entrada. Vendidas las 500 localidades, los 1500 espectadores que quedan afuera, despedazan a los empleados de la boletería, al grito de "¡Discriminación!"
-500 estudiantes rechazados del ingreso a una Universidad por ignorar la tabla del dos y rudimentos de lecto escritura, prendieron fuego al edificio con el rector adentro, al aullido unámime de "¡Nos discriminan! ¡¡¡¡¿Por qué pueden entrar a la Universidad solamente los que saben contar, leer y escribir?!!!!!"
-Una radio pide locutores. Se presentan, entre otros, 3 tartamudos; no son contratados. Están por iniciarles un juicio a los dueños de la radio por discriminación: sospechan que no los contrataron como locutores por ser tartamudos, lo cual es discriminatorio.
-Una institución judía pide dos maestros con conocimiento del idioma hebreo y practicantes de la religión, para enseñar "Historia judía" en un colegio de la colectividad. Una maestra católica tradicionalista y un musulmán mudo y analfabeto que se habían presentado a las entrevistas (ella con una cruz gigante en el pecho y él, con un turbante de medialuna estampada y una remera con foto de ARafat) presentaron una denuncia ante los organismos pertinentes, por discriminación: el rector del colegio les dijo algo como que "no respondían exactamente al perfil requerido para el puesto".
-Algunos "colectivos minoritarios" están por presentar demandas contra diversos sectores de la sociedad (escuelas, organizaciones religiosas, órganos legislativos, hospitales, etc.): los acusa de auto atribuirse el rótulo de "normales" y de discriminar sus estilos de vida alternativos. Así, caníbales, violadores de niños, discípulos de Mengele, torturadores, reclamarán por el no respeto de sus gastronomías/sexualidades/tratamientos/modos de persuasión alternativos.

24 may. 2005

Yo vine para preguntar 5: ¿tolerar qué?


Y ahora vamos con otro término naturalizado, al punto que definirse por el antónimo en cualquier momento será causal de empalamiento...por intolerante, claro .
Pero yo por ejemplo me defino como intolerante en el sentido de que no tolero :
-que la gente fume en lugares donde no debe y me obligue a fumar a mí
-que me hagan trabajar gratis.
-la hipocresía de que se haga pasar por consenso lo que es brutal imposición
-que me vendan yogures vencidos, que el verdulero me quiera currar, que el plomero no venga cuando se comprometió
-recibir publicidades de prepo cuando voy a mi correo electrónico o a las páginas de Clarín.

Es decir, frente a ciertos sucesos, soy intolerante , ¿y qué? ¿Vos tolerás todo? ¿Tolerarías alojar en tu casa a un piromaníaco ?, ¿tolerarías a un violador -bueno, es una sexualidad alternativa, ¿no?- como baby sitter de tu nena? ¿Tolerarías dejarte operar por un médico al que ves borracho y temblando, porque hay que aceptar su "otro concepto de la idoneidad profesional"? ¿Tolerarías la tortura legalizada porque, bueno, es otra mirada legítima acerca de cómo influir en las opiniones ajenas?
Comentario interesante hecho por el Maestro SEbrelli, citado libremente por mí: "Todos los europeos de izquierdas que hoy se rasgan las vestiduras por su parte en la opresión histórica de los países subdesarrollados y se sienten en el deber de denigrar a Occidente con su "lastre judeo cristiano", harían bien en recordar que las ideologías sobre la tolerancia, la apertura a lo distinto, el Otro como comprensible sólo dentro su paradigma, etc., son creaciones de esa misma cultura occidental denigrada. Andá a un Emirato ARabe , a un régimen fundamentalista, a Birmania, hacé un viaje en el tiempo a la teocracia sanguinaria de los aztecas: andá a ver si sus gobernantes te toleran, andá a ver si Saddam percibe tu Otredad como "una riqueza para aportar a sus paradigmas"...La cultura occidental genera sus propias enfermedades y sus propios anticuerpos. (ejemplo: el Absolutismo monárquico y luego su cuestionamiento) .Otras culturas generan sólo las enfermedades."
Paradoja para quienes se den por aludidos: lo más difícil de tolerar es que otros no sean tan tolerantes como uno; algunos tolerantes saldrían a clavar en picas las cabezas de quienes no acepten el paradigma de tolerancia válido para ellos.

Yo vine para preguntar 4: ¿conservadores? ¿subversivos?


Si se dejan de usar las palabras porque tal o cual grupo las usó/usa para sostener ideologías que detestamos, les estamos dando a esos grandísimos hijos de mil puta mucho más poder del que jamás soñaron: robarse las palabras. Por eso, y siempre en la línea de sacarles a los conceptos y a lo que nombran su barniz "natural", o sea fatal: "Conservador" es de los términos más cargados culturalmente de matices negativos. "Es muy conservador" no suele ser un elogio. A ver, más allá del grotesco papel de ciertos grupos políticos que se rotulan como "conservadores", ¿por qué reaccionar enojados frente a la etiqueta en vez de aclarar:
-¿es malo ser conservador? ¿es un mérito romper y tirar todo?, ¿no habrá nada "antiguo", "viejo", "obsoleto" que valga la pena mirar dos veces antes de descartar?
-claro, soy conservador, tengo quince estantes llenos de discos que quiero conservar
-seguramente, soy conservador, pongo las cosas en la heladera para que se conserven. ¿O vos no conservás la comida para que no se pudra?
-conservador, sí, como, duermo y me cuido para conservar la vida.
-ciertamente conservador, mis padres me enseñaron a decir la verdad siempre y conservo eso, decidí conservar algunos valores de mi familia de origen.
En el otro extremo, está "subversivo": en Argentina particularmente, el ser tildado así podía equivaler a ser asesinado. Pero, si te dicen "subversivo", explicáles:
- re subversivo, mirá como subvierto este plato que está debajo de la taza y lo pongo arriba.
-subversivo, quiero trastornar el orden de las cosas que hace que mueran hermanos míos de a millones por causas evitables.
-subvertir es dar vuelta: ¿vos pensás que vivimos en el mejor de los mundos posibles, que no hay nada que cambiar? A ver, convencéme...

Qué viaje volver a pensar las cosas y las palabras como si fuéramos el que primero las vio, vírgenes de todo prejuicio...

21 may. 2005

Yo vine para preguntar 3: si siempre el que calla otorga


(Aquellos a quienes está dirigido jamás lo leerían; igualmente, no lo entenderían, no se darían por aludidos...leé tranquilo/-a, muy probablemente no sea para vos)

¡Jamás! No nos arrebaten a los callados el sentido que celosamente guardamos de nuestro silencio. Plis: absténganse de interpretarnos. Para ahorrar interpretaciones conspirativas/maliciosas, etc. de sus silencios, el que calla, tal vez por única vez, hace las siguientes precisiones. El que calla,
-suele pensar en cosas más interesantes que tus palabras.
-No te escucha. De verdad. Ni siquiera es intencional, no se está tomando la molestia de fingir.-Apenas intuye que va a escuchar idioteces, se pone una especie de impermeable aceitoso que lo recubre por entero: todo resbala, se cae, se suelta.
-No "hace" como si no escuchara, realmente no escucha (a veces ni siquiera te oye).
-No considera tan importante el comentario como para gastar calorías en contestar.
-No está tomando en serio el asunto: contestar, sería tomar en serio.
-Banea esos comentarios de su espacio mental: no es una pose, realmente no los percibe.
-si le dicen "Espero no haberte ofendido", el que calla se asombrará de que justo esa persona crea tener tanto poder como para que al silencioso le importe la opinión.
-se asombra de los sentidos vengativos/resentidos/tortuosos/paranoides que le atribuyen a su silencio.

Yo vine para preguntar 2: los bancos, ¿son o se hacen?


Contestador telefónico.
"Bienvenido al centro de atención al cliente del Banco Robbery and thiefs Inc. Si desea que le otorguemos un crédito usurario, marque 1; si quiere información sobre los variopintos modos en que podemos estafarlo, marque 2; si quiere que ocultemos y distorsionemos información esencial en todos los documentos que firme con nosotros, marque 3; si quiere ser importunado a toda hora con ofertas postales, telefónicas y cibernéticas que no pidió ni le interesan, marque 4.; si desea recibir muestras de la más repugnante hipocresía y que lo tratemos por el nombre/saludemos por su cumpleaños como a un amigo de toda la vida, marque 5; si desea ser infinitamente transferido y rebotado entre innumerables internos y que lo hagamos esperar eternamente al compás de músicas repugnantes, marque 6. Si desea información sobre otras opciones o que le devolvamos los dólares que nos confió para que no se lo robaran otros ladrones, jódase."

Yo vine para preguntar 1: ¿dale que votábamos todo?


La democracia parece "natural": fatal, inexorable. Es uno de esos conceptos que cuesta mirar como si fuera la primera vez que miramos. Porque cuando posamos nuestra "mirada" sobre algo/alguien, la posamos incluyendo el barniz de nuestros prejuicios, con bastante frecuencia, de aquello que se nos ha dicho de infinitos modos, que "es así"; esa "naturalización" es una de las mejores maniobras para que el rebaño humano no se pregunte a fondo por las cosas que debiera. Así, por ejemplo, cuando la despojamos de su "naturalidad", resulta perturbadora la idea de que algo se considere bueno y/o verdadero por mayoría de votos. Es una idea verdaderamente inquietante. Según como se mire puede ser grotesca o aterradora. Imaginemos un país donde "la gente" decide, votando:
-cuál es actualmente la capital de Francia
-si el cianuro es efectivo como veneno o es el mejor afrodisíaco
-la existencia o no de la ley de gravedad
-la constitución química del agua
-si está de acuerdo o no con quemar vivos a los pelirrojos de más de 1,50 m

Suena preocupante, ¿no? "Para la mayoría, el cianuro mejoraría su vida sexual." "El 90 % votó que la capital de Francia es Ulan Bator." "La gente votó en contra de la ley de gravedad."
No es que el criterio de la mayoría no sea válido: resulta inquietante que sea el UNICO criterio que legitima decisiones. Por ejemplo, ¿qué pasa si "la mayoría" de una ciudad considera correcto aniquilar a una "raza inferior"?; ¿o si la mayoría vota que un kilo de plumas pesa más que un kilo de plomo? Podría argüirse que, en el terreno de las relaciones humanas, la forma de gobierno, etc., es confiable el voto de la mayoría, que sostendrá luego la opción por la que ha votado...mmmmm.... He participado en votaciones de todo tipo donde la misma mayoría que había ganado reclamaba una votación tras otra: para lograr más terreno, para votar de nuevo "todo menos tal punto", para anular las votaciones anteriores, para cambiar el resultado (¡el que los favorecía!) porque a los cinco minutos se les ocurría otra variable para votar, y así ad nauseam. Favor de evitar lo que veo venir en ciertas mentes: "Ah, pero entonces qué querés, ¿una dictadura?". ¡Por favor! Si no me parece confiable la legitimidad por mayoría, mucho menos la legitimidad por minoría. Termina acá, es una inquietud. Voten ;-) , a ver si les parece "preguntable" la cuestión por la democracia o ya lo sienten parte de lo que "naturalmente" (fatalmente) es así.

PD, de Carlos Abrevaya: "La democracia sirve para ponernos de acuerdo en el proyecto de la casa. No sirve para votar si ponemos o no cada ladrillo."

Yo vine para preguntar 0: ¿y vos quién sos?/Aduana interior


Habrás tenido la experiencia de quedarte enganchado/-a con problemas, situaciones, personas, comentarios, que te entran en la cabeza y el corazón y se quedan jodiendo. Estás pasándola bárbaro con amigos, y te viene un flash de alguna imbecilidad que te dijo tu jefe; estás caminando un hermoso día de sol y te asalta una imagen de algún problema que tenés que resolver en dos días. Visitantes indeseables que se quedan adentro y molestan mucho. Para regularizar su presencia, tengo un Ministerio de Relaciones Exteriores y una Aduana que funcionan así:

-la piel es la frontera: para que algo pase tiene que ser verdaderamente relevante y/o necesario. Con el paso de los años, sabiamente aprovechado, hay visitantes indeseables que ni osan acercarse. Nos ahorramos todos unos cuantos trámites y molestias =)
-dado el arribo de un comentario/situación/imagen que pretenda instalarse más allá de mi piel, por ejemplo, en mis sentimientos, en mis pensamientos, en mi tiempo dedicado al descanso, la pregunta de rigor es (cuando ya casi está dando por sentado que puede pasar y quedarse): "Eh, vos, a ver, te quiero ver la cara. ¿Quién sos, de dónde venís?". Eso ya lo intimida. Luego con voz pusilánime, devela su origen: "Soy un comentario necio que hizo tu compañera de trabajo acerca de un proyecto tuyo". O "Soy la preocupación porque Fulano a quien tanto te interesa ver no da señales de querer comunicarse con vos." O "Soy un enojo monstruoso por la decisión ridícula que tomó tal persona." Bien: semejantes mercancías son inútiles o peor, tóxicas. El procedimiento sigue así: detectada su identidad, se lo vuelve a mirar bien a la cara, se lo describe más precisamente (Es una furia que empezó en tal momento debido a tal causa y se acrecentó a raíz de...); se le dice que no tiene poder para entrar a tus sentimientos/pensamientos, porque eso implicaría que le cedas una parte de tu paz/bienestar/alegría, etc., a a quien quiere obigarte = esclavizarte a pensar en él ;como entregar una parte de territorio nacional al enemigo. Con el tiempo, este proceso toma segunditos. En principio, se le trata de explicar racionalmente: "Bueno, mirá, nunca las cosas satisfacen a todo el mundo/no venís de una persona relevante en mi vida/sería preocupante que me importara lo que esta persona piensa de mí/ si viviera para refutar las idioteces que otros dicen me perdería lo mejor de la vida/etc." Si a pesar de todo insiste en querer pasar y alojarse en pensamientos/sentimientos, ahí recurrís a la prepotencia lisa y llana: "No, no pasás porque acá mando yo, es mi territorio , y digo que vos no pasás. Rajá que en cinco minutos vuela todo, tengo el detonador en la mano". El "vuela todo" es un parpadeo o alguna imagen mental de "corte", "cierre": desenchufar, correr el telón, cambiar la diapositiva. Lo normal es que el cuasi intruso permanezca amenazante un rato, pero si simplemente vos te quedás en tus trece, finalmente se cansa y se va. Otra opción, conciliadora, es el plazo, en el caso de que la insistencia sea agobiante y no tengas mucho training en parar indeseables en la frontera de tu piel, : "Bueno, vos sos la imagen de una persona que detesto/de un problema que resolveré el viernes: te voy a permitir alojarte dentro de mí unos 20 minutos. Decí todo lo que tengas que decir, yo también te voy a expresar lo que siento, pero en el minuto 21 te hago explotar .·

Después hay una lista de productos que no pagan arancel y tienen entrada prácticamente libre:
-las imágenes de las personas que quiero y que me quieren, y pueden ser imágenes dolorosas, pero tienen entrada libre, siempre, porque se trata de "esas" personas.
-las imágenes de las personas a las que amo y lo rechazan/desconocen/ignoran pero yo amo mi libertad de amarlas, porque eso es asunto mío.
-las "fotos" que decidí guardar desde hace años, parpadeando un par de veces y "grabando" esas imágenes en mi recuerdo (de "re-cordar": pasar por el corazón)
-las obligaciones y asuntos pendientes del día, las cuestiones cotidianas de las que es sensato y necesario ocuparse.
-las informaciones de todo tipo, menos las de actualidad vinculadas a detalles escabrosos de sucesos catastróficos, modelitos descerebradas, galancitos de moda y demás microorganismos.
-el dolor por el dolor de los que amo y las alegrías por sus alegrías.


Otra lista de productos están sujetos a un régimen proteccionista. Esto es, yo los fabrico y los protejo imponiendo aranceles restrictivos a productos parecidos que vienen de afuera. Los puede haber , pero los de adentro de la piel tienen total prioridad.

-el sentido que le invento a mi vida y me satisface. Pueden alcanzarme propuestas pero el que yo fabrico tiene prioridad. (yo fabrico, pero con materiales míos y muchos otros, prestados, tomados, etc.)
-Mis certezas. Son pocas, tal vez no sean más que dos o tres. Puedo enriquecerme con certezas de afuera, pero son las mías, que finalmente me sostienen cuando todo parece caer.
-la recompensa de saber que algo bien hecho/una decisión bien tomada, tiene en esa concordancia verdad/amor/belleza su propia recompensa. Acepto otro tipo de recompensas, pero otra vez: predomina la que yo fabrico.
-el valor que yo sé que tiene mi trabajo y la pasión que pongo ahí. Acepto otros valores (la guita, la recompensa afectiva de un comentario grato, etc.), pero el valor que yo fabrico "adentro" predomina siempre.

Variante problemática y existencial: ¿qué pasa cuando necesito sí o sí una importación? Algo de afuera, pero a la brevedad, porque si no, se desmantela toda la fábrica...productos no disponibles ni siquiera imitables de la piel para adentro: ella, este amigo, él, aquella hermana, este tono de voz, aquella mirada, aquel abrazo...digamos, los insumos básico
s imprescindibles...

Yo las podría haber escrito


(ninguna es mía, pero como hay versiones muy diversas en cuanto a su autoría, van sin autor)

  • "Si me entendieron, debe ser que me expresé mal".
  • "Cualquier gato que se precie debe tener en su casa a un artista."
  • "Una victoria contada en detalle, no se sabe bien qué la diferencia de una derrota."
  • "Mirado de cerca, nadie es normal."
  • "Esta es sólo mi opinión y yo la comparto plenamente."
  • "Nadie puede decir que el cristianismo haya fracasado, puesto que nadie lo vivió hasta ahora."
  • "No tengo solución, pero permanezco admirada contemplando el problema."
  • "La vida es incierta, comé el postre primero."
  • "Abajo las drogas"- Los del sótano.
  • "Agotadas todas las demás posibilidades, las personas intentan conductas racionales."
  • "La sabiduría tiene sus excesos y necesita tanta moderación como la locura."
  • "Siempre que te sigan millones de personas, preguntáte en qué te equivocaste."
  • "Cada vez que estés del lado de la mayoría, paráte y pensálo otra vez."
  • "Mon Dieu, que votre Volonté soit fête!"
  • "Se deja de odiar cuando se deja de ignorar."
  • "Antes de cambiar de idea, asegúrese de tener al menos una."
  • "Perdona siempre a tus enemigos pero no olvides sus nombres."