18 oct. 2005

Yo vine para preguntar 33: ¿ganar qué, perder qué?

Por las dudas, cuando alguno me ve vivir "raro":

-No me va ni un poco eso de "hacer el bien aunque te perjudiques": porque cuando yo decido hacerle bien a alguien (cláaa, teniendo alguna info sobre lo que el alguien considera su bien ;-) , lo decido porque está de acuerdo con mis valores, porque siento la belleza de hacer el bien, porque, a ver si nos entendemos, hacer el bien, amar, a mí me da placer. No sé si el placer de un coñac irlandés, pero placer, sí. Entonces no hay forma de que "me perjudique" hacer el bien, porque aunque pierda algo, y suponiendo que me importe perderlo, sé, siento y creo que gano muchísimo más. A ver si queda claro: de acuerdo a mis valores, a mi paradigma, nunca me "perjudico". Entonces: si me recontragás (guita, confianza, laburos, mi imagen, lo que sea) y yo te sigo queriendo, y cuando puedo hacerte bien te lo hago, y sé-me confirmás que me vas a volver a recontracagar, y yo te sigo tratando bien aunque ya no elija, más vale, ir a tomar un café con vos; si vos ponés tanta creatividad en fastidiarme y yo no te contesto así, o no aprovecho las decenas de ocasiones de venganza que se me ofrecen: NO me perjudico, tá? Para mí, lo bueno, lo mejor, lo más lindo, lo más placentero, es ser libre para hacerte el bien; y si en el camino te parece que "pierdo" algo, pensá lo que vos sentirías si recibiste un millón de dólares y "perdés" medio centavo...

1 comentario:

Alemama dijo...

¡Creo que no entenderemos, Franca! Me gustan los argentinos pues no callan tan fácil lo que piensan :)
Casi todo o que he aprendido de blogs me lo ha enseñado Nando, este chico de PUerto Rico con una paciencia infinita ¡y en castellano!
Ésta es la dirección de su blog. Además tiene un foro pero la dirección es larguísima.
Un abrazo.
http://daleclick.blogspot.com/