6 sep. 2007

Yo vine para preguntar 91: ¿Esta democracia sirve básicamente para botar?
















Basura 1) ¿Cómo que hace falta una autorización, una primitiva calificación, para vender garrapiñada en la vía pública, y no hace falta ninguna para votar o ser votado?



Basura 2) La democracia supone, con heroica ingenuidad, que los votantes están dispuestos, sea cual sea el resultado, los favorezca o no, a sostener el voto mayoritario; y con aun más heroicidad ingenua asume que de todos modos el resultado favorecerá a todos porque más allá de las chiquiteces partidistas, toooooodos están de acuerdo en que la democracia es deseable, entonces, lo es respetar la voluntad de la mayoría. Fatalísimo error: muchos -ciudadanos, facciones, partidos- etán dispuestos a ser demócratas mientras tengan alguna esperanza que consideren razonable de ver favorecida su postura en las votaciones. Fatalísimo error. Estos, apenas el resultado de la votación no sea el esperado por ellos, están dispuestos a desentenderse absolutamente -en el mejor de los casos- y a boicotear abiertamente el resultado mayoritario. Entonces, no funciona. Porque si vos eras del partido que proponía suprimir las pasas de uva en las empanadas, y ganó el partido que proponía meterles pasas de uvas a todas las empanadas, vos te la tenés que bancar. No podés acaparar pasas de uvas y destruirlas para que a los otros les vaya mal; no podés mandar envenenar sus empanadas, reventarles los locales, amenazar a los que procesan las pasas de uva...(O rebeláte con todo y hacé una republiqueta aparte). En Argentina, las oposiciones -especialmente las oligarcas y las izquierdosas- son expertas.

Basura 3) Intuición que considero correcta: la democracia nivela para abajo. Y cada vez más abajo (veáse si no qué programas lideran los ratings televisivos; o sea, qué programas expresan, democráticamente, las preferencias de la mayoría. Hepatalgina, por favor.)


Basura 4) ...eligieron a Menem, onda...no, no pueden, de ningún modo pueden, no deberían poder. O yo debería poder elegir si quiero compartir el mismo espacio con la gente que se siente representada por Menem. Me parece de una violencia imbancable -y es muy democrático-que un 51 % pueda "legítimamente" obligar a seguir su parecer a un 49 % .



Basura 5) ¿Sufragio universal? ¿Por qué? ¡Un cuerno! ¿Por qué va a valer lo mismo el voto de María Julia Alsogaray que el de una mina que fue madre a los 17 y trabaja explotada 12 horas por día para sobrevivir nomás? ¿O el de los que cometieron delitos y el de los que no, incluso estando en iguales o peores condiciones de necesidad, fragilidad, etc.? ¿O el de dos personas con ingresos de 3000 pesos pero uno, soltero y de clase media y el otro, padre de cinco hijos y de un barrio humilde? ¿O el de un tipo de las FF.AA que se retiró a los 50 con una jubilación de privilegio y el de un otro que a los 65 no puede cobrar la mínima porque siempre se vio obligado a trabajar en negro?...Y así.








2 comentarios:

ciudadano dijo...

iba a intentar plantear una respuesta, cuando recordé a un autor argentino, que es reconocido en todo el mundo, menos en argentina, tal vez sea un análisis bastante "radicalizado" y fuera de época, pero no le quita verdad:

"Es sabido que en la sociedad capitalista una minoría privilegiada de explotadores y burócratas ejerce su dominación de clase sobre la inmensa mayoría del pueblo. Es sabido que en el gobierno se turnan ciertos políticos y ciertos militares, ligados todos de una u otra manera a las grandes empresas, a la oligarquía terrateniente y al imperialismo y ellos mismos grandes empresarios y oligarcas proimperialistas; Frigerio, Alsogaray, Krieger Vasena, Salimei, Lanusse, Gelbard, son algunos entre otros muchos ejemplos. ¿Cómo hacen los burgueses para mantener el control político, es decir, la dictadura de la burguesía? ¿Cómo se las ingenian para impedir que las clases trabajadoras, que son mayoría, lleguen al gobierno?

Se sirven de dos sistemas principales, el parlamentarismo y el bonapartismo militar. Ambos sistemas utilizan combinadamente el engaño y la fuerza para mantener la hegemonía de la burguesía. Cuando uno de los sistemas se ha desgastado y las masas muestran de mil formas su activo descontento, los capitalistas, oligarcas e imperialistas recurren hábilmente al otro sistema.

El parlamentarismo es una forma enmascarada de dictadura burguesa. Se basa en la organización de partidos políticos y en el sufragio universal. Aparentemente todo el pueblo elige sus gobernantes. Pero en realidad no es así, porque como todos sabemos las candidaturas son determinadas por el poder del dinero.

Como decía Lenin: "Decir una vez cada tantos años que miembro de las clases dominantes han de reprimir y aplastar al pueblo a través del parlamento; tal es la verdadera esencia del parlamentarismo burgués" [1] . Este carácter fraudulento, engañoso, de toda elección y todo parlamento no quita que la clase obrera deba ingeniarse para dar pasos de avance revolucionario en determinados procesos electorales, no quita que la clase obrera deba ingeniarse para intentar utilizar el parlamento con fines revolucionarios. "

Marina dijo...

Mmmm...sí, me parece bastante verdadero. A veces pienso, ¿alguien cree realmente en la bondad de estas democracias?...que nos resignemos, que no queramos más problemas, que seamos cobardes, y que por eso no destruyamos esta democracia, sí; ahora,...¿alguien cree...?