28 jul. 2007

Yo vine para preguntar 83: ¿Y Saki?

Mi primer encuentro con Saki/Hector Munro fue "El cuentista", y me gustó mucho. Después empecé a leerlo y ahora un amigo me prestó sus dos volúmenes de cuentos, Crónicas de Clovis y Animales, más que animales. Acá hay algunos de sus textos.
Me gusta este tipo de humor tan corrosivo como elegante. Me atrae el trabajo que hace de cada expresión de modo que para mí no sobra ni falta ni una palabra. Le encuentro parentescos con el de Wodehouse, el de Chesterton en menor medida.

Por recomendación del mismo amigo estoy leyendo a Dorothy Parker. Hay un aire similar, pero me parece más jugada, por el modo en que encara algunos temas tabúes -supongo- para la época -ejecutivo casado tiene una aventura con una empleada y ambos deciden abortar, p.ej.-; por ahora, es un grato descubrimiento, nos estamos conociendo =).
Algunos fragmentos:

"Los Mombey habían perdido a su pequeño hijo; de ahí la paz producida por su ausencia; lo buscaban en forma alocada e indisciplinada, expresando su angustia todo el tiempo, lo que explicaba los gritos que se oían en la casa y en el jardín toda vez que volvían a inspeccionar los lugares secretos de la casa. Clovis, quien era temporaria e involuntariamente un pensionista de la casa, había estado dormitando en una hamaca en el extremo más distante del jardín cuadno Mrs. Mombey le comunicó las noticias.
-Hemos perdido al bebé- gritó.
-¿Es decir que ha muerto, o se ha fugado, o que lo jugaron a las cartas y lo perdieron de ese modo?-preguntó Clovis indolentemente.

"El reloj del grill dio las once con la respetuosa discreción de alguien cuya misión en la vida es ser ignorado (...) Seis minutos más tarde, Clovis se aproximó a la mesa de la cena, con la santa expectativa de alguien que ha cenado frugalmente y hace tiempo.
-Estoy muerto de hambre- anunció haciendo un esfuerzo por sentarse con gracia y leer el menú al mismo tiempo.
-Así lo he entendido - dijo la anfitriona- por el hecho de que has sido casi puntual. Debería haberte dicho que soy una reformadora de Alimentación. He pedido dos bols de pan con leche y algunos bizcochos light, espero que no te importe.
-(...) No debería usted bromear acerca de esas cosas. Realmente existen personas así. He conocido gente que las ha conocido. Pensando en todas las cosas adorables que hay para comer en el mundo, pasarse la vida mascando aserrín y enorgulleciéndose de ello.
-Son como los flagelantes de la Edad Media, que vivían mortificándose a sí mismos.
-Tenían alguna excusa- dijo Clovis- . Lo hacían para salvar sus almas inmortales, ¿no es así? No necesita decirme que un hombre a quien no le gustan las ostras y los espárragos y los buenos vinos tiene un alma, o siquiera un estómago. Simplemente tiene el instinto de ser infeliz muy desarrollado.

(...) mi madre está pensando en casarse otra vez.
-¡Nuevamente!
-Es la primera vez.
-Por supuesto, debes saberlo. Tenía la impresión de que había estado casada una o dos veces al menos.
-Tres veces, para ser matemáticamente exacto. Quise decir que es la primera vez que pensaba en casarse; las otras veces lo hizo sin pensar. De hecho, soy realmente yo quien está pensando por ella en este caso.
(de "El casamiento")

-Sería amable de su parte si pudiera hospedar a Clovis por otros seis días mientras voy al norte a ver a los Mc Gregor- dijo Mrs. Sangrail soñolienta a través de la mesa del desayuno. Era su invariable estrategia hablar con una voz soñolienta y tranquila siempre que estaba interesada en algo; tomaba a a la gente desprevenida y frecuentemente acataban sus deseos antes de darse cuenta de que estaba realmente pidiendo algo. Lady Bastable, sin embargo, no era fácil de tomar desprevenida; posiblemente conocía esa voz, y lo que presagiaba y, de todos modos, conocía a Clovis.
Frunció el ceño ante un pedazo de tostada y la comió muy lentamente, como si quisiera transmitir la impresión de que le dolía más a ella que a la tostada; pero no expresó ningún deseo de extender la hospitalidad respecto de Clovis.
-(...) será sólo por seis días.
-Parecerá más tiempo- dijo Mrs. Bastable con tono lúgubre.

(...) La dignidad perdida no es una posesión que pueda ser restaurada en un momento, y tanto para Lady Bastable como para el mayordomo, el proceso de volver a las condiciones normales fue tan doloroso como una lenta recuperación de haber estado a punto de ahogarse.

(de "La estampida de Lady Bastable")

"-Henri Deplis era por nacimiento un nativo del Gran Ducado de Luxemburgo. Por una reflexión más madura, se convirtió en un viajante de comercio." (de "El tatuaje")

"En muchos sentidos, era el monarca más progresista que se había sentado en un trono importante; antes de que la gente supiera dónde estaba, estaba en otra parte. Aun a sus ministros, que eran progresistas por tradición, les resultaba difícil mantener el ritmo de sus sugerencias legislativas.

(...) Desde el comienzo, el Derecho a voto obligatorio para Mujeres produjo muy poco o ningún júbilo aun en los círculos que habían reclamado con más estridencia el voto. La mayoría de las mujeres del país habían sido indiferentes u hostiles a la agitación en torno del derecho a voto, y las más fanáticas sufragistas empezaron a pregutnarse qué les había parecido tan atractivo en la perspectiva de poner papeletas en una urna. En los distritos campesinos la tarea de llevar a cabo las prescripciones de la nueva ley era suficientemente fastidiosa; en los pueblos y ciudades se transformó en un íncubo. Parecía no haber fin para la elecciones. Las lavanderas y costureras tenían que salir correindo de sus trabajos para votar, a menudo por un candidato cuyo nombre no habían oído antes, y que elegían al azar; las empleadas y las meseras se levantaban más temprano para votar antes de ir a sus lugares y negocios. Las mujeres de sociedad encontraban impedimentos y trastornos para sus compromisos por la continua necesidad de concurrir a los comicios, y las fiestas de fin de semana y las vacaciones de verano se convirtieron gradualmente en un lujo masculino(...) No es de maravillarse que la agitación en contra del sufragio femenino se convirtiera en un movimiento formidable. La Liga de Antivotantes Femenina tuvo millones de adherentes (...) y su himno de batalla, 'No queremos votar', se convirtió en refrán popular.
(...)- Hay un tiempo para todo -dijo el REy, (...) que pasen una medida privando a las mujeres del derecho al voto y me la traigan a mí para el consentimiento real. (...)
Cuando el ministro se retiró, Hermann el Irascible, a quien también apodaban el Sabio, soltó una profunda carcajada.
-Hay más formas de matar un gato que ahogándolo con crema -dijo- pero no estoy seguro de que no sea la mejor manera." (de "Hermann el Irascible")

"-No sé por qué es así- dijo a su amigo-, no tengo mucho más de cuarenta años pero parezco haberme instalado en un profundo surco de envejecimiento. Mi hermana nuestra la misma tendencia. Nos gusta que todo esté exactamente en su lugar acostumbrado, que las cosas sucedan exactamente en los momentos estipulados; nos gusta que todo sea habitual, ordenado, puntual, metódico. Nos aflige y trastorna si no es así. Por ejemplo, para considerar un asunto trivial: un zorzal ha construido su nido año tras año en el avellano de nuestro terreno; este año, por ningún motivo evidente, lo está construyendo en la hiedra que cubre la pared del jardín. Hemos dicho muy poco sobre el asunto, pero creo que ambos sentimos que el cambio es innecesario y un poco irritante.
(...) El almuerzo no fue una ocasión muy festiva. El secretario principesco comió y bebió con buen apetito, pero desalentó severamente la conversación (...) En cuanto a Mrs Hudle, no era su día para tener un dolor de cabeza, pero sintió que las circunstancias la excusaban y se retiró a su cuarto a tener tanto dolor de cabeza como fuera posible antes de la llegada del obispo." (de "La cura de inquietud")

"Su registro bautismal hablaba de él con pesimismo como John Henry, pero había dejado eso atrás con las otras enfermedades de la infancia y sus amigos los conocían bajo el nombre de Adrian. Su madre vivían en Bethnal Green, lo que no era enteramente culpa suya; uno puede desalentar muchísima historia en su familia, pero no siempre puede impedir la geografía.("Adrian")

(de "Hermannn el irascible")

2 comentarios:

Nathalie X dijo...

Me encanta, me encanta y me fascina el nuevo desing.

Tu viejo blog era horrible.

Perdón, mi mayor defecto es la honestidad.

Podés tomarlo como un elogio entonces: Tu ex blog era horrible, este es bellamente granate.

Qué hermoso color...

Marina dijo...

Juas, Nat, como si fuera la primera vez que me decís que algo mío es horrible ;-). Pero teníamos que resolver tu percepción ambigua de mi pullover rojo, al cual una vez llamaste "qúe lindo saco" y otras veces entró en la categoría de "esos pulloveres horribles y poco glamorosos" =): creo que habíamos acordado en que te gustaba el color y no el diseño, el cuello alto, lo grueso de la lana, etc...No, vos sabés que no es ningún defecto tu honestidad, todo lo contrario. Ya te lo dije pero lo digo acá, me gusta mucho cómo estás escribiendo últimamente. Abrazo.