21 dic. 2005

Yo vine para preguntar 49: ¿Y los deberes de los niños?y niñasssss, perdónnn


Nada elaborado. Pero es algo que siento cuando leo o escucho los "Derechos de los niños": muchos de nosotros obramos/obraríamos con niños propios y ajenos así como dicen los derechos, sin necesidad de campañas al respecto ni de que Unicef nos aleccione sobre las necesidades de la infancia y los padecimientos que puede infligirle el mundo adulto. Ahora, me pregunto: ¿cómo procesarán esto los cerebritos de las personitas que hoy crecen, forman su visión del mundo, de las relaciones humanas, escuchando hasta los 18 años que tienen derechos?. Puros derechos. Sólo derechos. Los demás tienen derechos y obligaciones (garantizar el cumplimiento de los derechos de los niños, por ejemplo), pero ellos no: se los invita a vivir en un mundo insólito donde sólo son sujetos de ventajas, de disfrutes, de beneficios...¿cómo irán armando su visión, su sentir, su apreciación de la vida en común, de la vida donde resulta que hay otros en el universo, donde resulta que ...? ¿cómo van a hacer cuando los deberes digan "Hola" en sus vidas...? Y me parece que al mutilarles esa parte, se les mutila también el disfrute del deber, en el sentido de disfrutar haciendo lo justo, lo bueno; de percibir en esa síntesis conflictiva, claro, de derechos y de deberes, algo superior y distinto vinculado con disfrutar de ser persona. Alguien decía que frente a la estatua de la Libertad faltaba en la otra orilla la estatua de la Responsabilidad. Y sí, falta.

7 comentarios:

Aeronauta dijo...

Franca, me interpretas bien, ¡pero TAN requete bien! y eso de señoras y señores, niñas y niños, trabajadoras y trabajadores, etc...¿cuánto papel, saliva y tinta se ha gastado en esa tontera? y lo de los derechos sin deberes...¡una plaga, amiga mía!

Bueno por ahora
¡Feliz Navidad!

finitud dijo...

Quería desearte Feliz Navidad! Saludos!

Jack Celliers dijo...

Lo que decís es cierto. Pero lo que me parece, Franca, es que el acento está puesto (o debería, y lo quiero ver así yo, de puro marxistoide) que un niño tiene derechos inalienables que en el mundo no son respetados para TODOS ellos, ni siquiera para la mayor parte.

Un niño tiene derechos que hoy muchos de ellos, la mayoría lamentablemente, no ve respetados.

El sistema capitalista (permítaseme tirar un aburrido y tonto panfleto) trata a los niños según el mismo y brutal criterio de clase, tal que ciertos niños tienen lo que necesitan (y mas) y otros no tienen nada de nada.

Ese es - o me parece debería ser - el sentido de la frase "los derechos de los niños".

Marina dijo...

Claro, Jack,pero dos aclaraciones:
-no es así como lo entiende, te aseguro, el 100% de padres, niños y adolescentes posmos-urbanos con los que trato a diario.
-los derechos que decís y que, evidentemente, les faltan a millones de niños, les faltan por niños? o por empobrecidos? digo, no les faltan más por cuestiones de clase que de edad...? Un abrazo

Jack Celliers dijo...

Efectivamente, es una cuestion de clase.

Igual, debe ser que yo hago esas lecturas porque soy un incurable.

Aeronauta dijo...

Este Jack Celliers me encanta. Es tan honesto y con sentido del humor como para sonreir consigo mismo.

manodura dijo...

Los niños también son seres humanos. Por ende, para que todo ande bien, debieran tener un 50% de derechos (inalienables como dice el marxistoide pedantoso ese) y 50% de obligaciones (respecto de los cuales los mayores debieran darles el 100% de ejemplo). No bajar la edad de imputabilidad, sino que el menor que cometa delito de adulto, responda como adulto; acá el conflicto capitalista de clases (decir del marxudo) nada tiene que ver.