2 ene. 2008

Yo vine para adivinar: ¿Qué pasará en el 2008?

Pero invocaré a un personaje infinitamente más interesante que cualquier astrólogo, mentalista o manochanta de los que pululan en tantísimos foros :
el ilustrísimo señor Don Francisco de Quevedo y Villegas, y lo pronuncio con toda la reverencia que implicaba el "don" en su época.
En "Los sueños", una obra deliciosa, se profetiza con justeza lo siguiente, en boca de Pero Grullo:














Muchas cosas nos dejaron

las antiguas profecías:
dijeron que en nuestros días
será lo que Dios quisiere.




Si lloviere hará lodos,

y será cosa de ver
que nadie podrá correr
sin echar atrás los codos.
(...)


Las mujeres parirán

si se empreñan y parieren,

y los hijos que nacieren

de cuyos fueren serán.



Bueno. Frente a estas cuestiones de fines y comienzos de año, siempre me acuerdo algo de Victor Frankl; el concepto es "No te preguntes qué esperás de la vida, preguntáte mejor qué espera la vida de vos." Algo así, en vez de "la vida", el 2008, y los que siguen.


2 comentarios:

Fabián dijo...

Marina, aunqeu no nos conocemos, me han compartido algo que quiero compartir con vos: un premio a los blogs que hacen pensar. Lo podés retirar en http://padrefabian.com.ar/?p=195

Marina dijo...

Hola, Fabián, gracias por pasar, en un rato paso por tu blog. No se me ocurre que nada de este blog tenga relevancia alguna, más que las citas ajenas ;-), pero gracias igual. Gracias de nuevo y un abrazo en Jesús.