15 nov. 2005

Yo vine para preguntar 41: ¿Y si lo tomamos en serio?

"A quiénes y cómo evangelizar.

Si el amor salvador de Dios se extiende a todos, quiénes somos nosotros para marginar a nadie de nuestra propuesta evangelizadora? Si la cultura actual ha modificado de manera tan notable la sensibilidad mental y vital de nuetros conciudadanos y sus actitudes ante la fe, quienes tenemos la misión de proponérsela habremos de ser conscientes de los cambios acaecidos" Extraído de L'Osservatore romano, 25/3/05"

Lo leí y me llegó, más que en otros momentos.

Sí, hay un fundamentalismo laicista que todavía no mostró lo peor, y que se hace dictatorial y perseguidor de los creyentes, a priori.

Sí, no creemos en la bondad natural rousseauniana y está el misterio de la libertad que dice "No" aunque el Amor se le muestre enfrente con toda la evidencia. Cristo prometió que a los discípulos nos iban a tratar como al Maestro, ya sabíamos, no somos tarados ni le pedimos peras al olmo.

¿Pero: no nos resulta demasiado fácil a veces atribuir la increencia de nuestros contemporáneos:

-al relativismo posmoderno

-a la pérdida de valores

-a que la juventud está perdida

-a la masonería internacional

-al sistema

-a que ya no hay moral ?

No es una salida demasiado fácil? No nos exculpa livianamente de alguna responsabilidad que tendremos...? Porque ... si vieran cómo nos amamos?; si amáramos más nosotros sin pretender ni subconscientemente "convertir" a nadie y mejor dejarle al Amor ese trabajo?; si amáramos mucho más y mucho mejor?; si revisáramos qué leyes eclesiales nos abren las puertas del Reino y cuáles fueron muy loables pero hoy son fariseísmos que no nos dejan ni a nosotros ni a tantos saborear el Reino entre nosotros? si blanquéaramos con más humildad nuestras propias contradicciones de "católicos practicantes", reafirmando que aún así, queremos vivir la fe? si en vez de poner cargas insoportables sobre los hombros de nuestros hermanos nos dedicáramos a aliviarlas? Bah, si confiáramos un poco más en El y lo dejáramos hacer en nosotros, si amáramos en serio...No a todos, pero a algunos de esos que hoy por ahí van la marcha del orgullo gay, o son coimeros o firman solicitadas pro aborto, o son asesinos a sueldo o están juntados por vigésimo quinta vez en "situación irregular" y se ríen del amor, decía, no a todos, pero a alguno, ¿no se podría acercar más Jesús...?

3 comentarios:

hna josefina dijo...

Gracias Franca!

Anónimo dijo...

Bueno, la iglesia Católica Apostólica romana tiene una batería de excusas y argumentos para "justificar" la rigidez de sus posturas: "no nos regimos por la moral de las mayorías", "nuestras verdades son eternas", "la Iglesia no se rige por el marketing".
Por otra parte, meter en una misma bolsa a quien va a una marcha gay o firma una solicitada pro aborto con el que es un asesino a sueldo parece una exageración.
También sería una manera de que la Iglesia fuera tomada en serio que blanqueara numerosos temas que hacen a la vida privada de las personas, ya que esa rigidez eclesial aleja a mucha gente. En especial cuando está repleto (y lo digo con mucho conocimiento de causa) de obispos, curas, consagrados y no hablar de laicos que: tienen sexo prematrimonial, se masturban, ¡tienen sexo con personas su mismo sexo!, etc, etc. Todos tenemos debilidades, pero la postura fundamentalista de la Iglesia hace que esas conductas de muchos de sus integrantes se agraven, ya que terminan viviendo su sexualidad de manera clandestina. Lo digo con conocimiento porque fui seminarista y viví y ví muchas cosas ahí dentro.
Saludos desde España

Aeronauta dijo...

Qué pena lo que le pasó al usuario anónimo, pero Dios no es eso y hay que buscarlo a Él hasta dentro de los horribles pecados que se han visto y ven. Puede ser la piedra de toque de su fe, la piedra de escándalo, y ya sabemos que "¡Ay de los que vengan los escándalos!...."
Recemos más por las vocaciones y los que ya han sido llamados.